Publicado el

Manos y Muñecas

Muñecas

Nuestras manos y muñecas traen un mensaje en relación al trabajo que realizamos con ellas.

La biodescodificación nos ayuda a entender los mensajes que nuestro inconsciente nos está enviando al presentarse con dolencias en nuestro cuerpo.

A tener siempre en cuenta que CADA CASO es ÚNICO porque cada ser con su historia lo es también, pero a modo general, para orientarnos, podemos decir que aquello que afecta a nuestras manos viene a hablarnos de un conflicto con nuestro trabajo.

La lateralidad también aporta a este significado. Si a una persona diestra le duele la mano derecha tiene que ver con el modo de DAR en su trabajo y la izquierda con el RECIBIR.

Para una persona zurda, el significado se invierte.

Las muñecas, aportan un dato extra por tratarse de las articulaciones. Cuando duelen, hay esguinces, quebraduras, se pone en juego la flexibilidad con la que nos estamos desarrollando en nuestro trabajo.

Hay un resistencia inconsciente al modo en el que hacemos lo que hacemos y por eso el cuerpo se encarga de hablarnos. 

Y si lo llevamos aún más profundo, al origen de toda nuestra historia, puede haber también una resonancia con el rol de padre en nuestra vida -dado que desde el sentido biológico, padre es sinónimo de trabajo-.

Me encanta funcionar como canal en las terapias a la hora de descifrar los mensajes del cuerpo, pero cada persona sabe bien por dónde viene la mano -muy oportuno el dicho😝- y es la vía más directa para encontrar la respuesta.

Con el significado general, intentemos luego adentrarnos en aquello que nos resuena por dentro: ¿qué fibras se movilizan cuando conectamos con nuestro dolor específico y observamos en nuestra vida a esa área general de la que nos habla el diccionario?

¿Sirve la data? ¿Hay dolores de manos y/o muñecas en la sala?

Publicado el

VIH

sida

Para la #BDT este virus se suele manifestar en personas que carecen de amor propio, que no se quieren como son, que se niegan a sí mismas, que no se sienten amadas por el afuera y que niegan su sexualidad.

No es casual que este virus haya sido tan cansino en la comunidad homosexual en las décadas del 80, 90 cuando la falta de aceptación social sumaba aún más peso al mandato personal de cada individuo.

Para la #Biodescodificación la negación personal y baja autoestima por la carencia de amor propio son los mensajes que el cuerpo expresa a través de esta dolencia.

Que sea un virus -que llega de fuera y no es autogenerado- no significa que no tenga una explicación.

El #VIH es el grito de un cuerpo que acarrea una vida de falta de amor y aceptación interior durante mucho tiempo, características que vienen de la memoria uterina donde el inconsciente del feto fue marcado con conflictos programantes que luego serán desencadenados en la adultez por los aspectos externos que conecten son esas mismas emociones. En los casos que he visto, hablamos de personas gestadas en un útero con ambiente de muerte (por aborto previo), embarazos no deseados y proyectos paternos contrariados (padres desean el sexo contrario).

Todo este estrés uterino deja marcas en el feto que luego son reforzadas en la niñez por falta de afecto y protección familiar, abandono y desamparo constantes. Es bastante probable que la sensación de insuficiencia de la persona se acreciente y sucedan cosas como el VIH.

En la práctica sexual sin protección -conociendo los riesgos- suele haber un trasfondo de falta de valoración propia y la necesidad de agradar al otrx sin importar las consecuencias. El sexo es un modo de buscar la aceptación externa en una práctica que es el centro del amor. Simple entenderlo como el buscar el amor fuera que no se tiene dentro. Y en este caso, poniendo en peligro la propia vida que nada importa para alguien que jamás se sintió deseado, amado o valorado por sus padres -los primeros contactos humanos- y luego, seguramente, por el resto de sus allegados.

Publicado el

Ligamentos

Ligamentos

Los ligamentos unen las articulaciones y sostienen los órganos. Son bandas fibrosas con una labor de contención y unificación.

No es casual que cuando nos lastimamos los ligamentos, hay un asunto de falta de unidad entre dos partes -mente y corazón, ¿capaz?-.

Cuando el conflicto emocional en cuestión recién está apareciendo, el ligamento se esguinza; cuando está en fase de reparación, hay inflamación.

SIEMPRE repito que cada caso es único así que reflexionemos para adentro con las generalidades que les cuento.

El conflicto en los ligamentos tiene que ver con el futuro, con algo que vendrá y nos preocupa.

Dependiendo de qué parte del cuerpo está implicada, el mensaje trae más detalles a tener en cuenta.

La rodilla, por ejemplo, y los ligamentos cruzados, como ven la foto… Siempre que llamaron mi atención, estaba frente a dos caminos distintos y no sabía cuál tomar. La rotura inicial me empujó a uno que cambió a la vida como la conocía. En aquel momento, me destrozó, pero hoy sé que nunca hubiese llegado acá de no ser por aquel accidente.

Cada vez que mi rodilla izquierda grita, la escucho porque viene a mostrarme la resistencia al cambio repentino y la falta de coherencia entre la unión mente y corazón.

El diccionario dice que la rodilla izquierda marca el dolor que tenemos por habernos ido de donde estábamos (de manera literal o figurativa).

La derecha duele cuando hay frustración porque quisimos irnos, pero no lo logramos.

Se invierten los significados si cambia nuestra lateralidad (o sea, si eres zurdo o diestro)

¿Resuenan con los mensajes?

Recuerden que cada caso es único e implica compromiso personal ahondar en estos asuntos. La #Biodescodificación es una gran herramienta y es mi preferida para iniciar las terapias que ofrezco. Escríbanme si necesitan acompañante/guía de proceso: hola@gabivalenti.com – Armamos la terapia juntos

Publicado el

Hombros

Articulaciones

#TRAUMA es el resultado de aquello que la persona recibe de manera inesperada, genera emociones que no sabe gestionar y se bloquea.

Si se pasa por alto y uno no se toma el tiempo para lidiar con esas emociones, entonces quedarán grabadas en el inconsciente emocional y probablemente, en breve, sean manifestadas en el cuerpo.

Este es el modo en el que nuestro inconsciente funciona trayendo a la conciencia (el cuerpo) el dilema guardado. A través de la #Biodescodificación podemos descifrar ese mensaje.

La lateralidad de la persona redirige el mensaje. En personas diestras, el hombro derecho y sus lesiones hablan de la desvalorización respecto a mi pareja. Dependiendo de la lesión y los elementos vinculados -huesos, músculos o tendones- habrán más detalles para descifrar. Las fracturas del hombro derecho, por ejemplo, hablan de una negación interna a aceptar una ruptura amorosa.

El hombro izquierdo nos invita preguntarnos sobre nuestro rol paterno o bien el que hemos recibido. ¿Valoro esa labor? ¿Necesito dar/recibir más? Y en personas zurdas, se invierten los significados. 

Recordemos que cada caso es único y hay muchos aspectos a analizar a la hora de descifrar una dolencia, pero lo que SIEMPRE hay que entender es que el inconsciente utiliza al cuerpo como un llamando de atención para que nos pongamos a trabajar sobre esas emociones que estamos escondiendo debajo de la alfombra.

Publicado el

ASMA

Asma

El asma es una dolencia particular y muchas veces parece ser algo de una única vez, sobre todo en niños, que luego se desvanece y parece no ser más un problema.

El asma, es lo que se llama una constelación esquizofrénica que significa que ambos hemisferios cerebrales están en conflicto a la vez.

La particularidad del asma es que puede quedar latente, sobre todo cuando son episodios que sólo se dan en la niñez y luego no vuelven a aparecer. Pero esto deja una memoria, es el conflicto programante que queda guardado y si luego hay una situación parecida que despierta las mismas emociones (conflicto desencadenante), entonces esto se activa y puede causar problemas mayores.

El mensaje que envía el asma habla del miedo en el territorio. Cuando se trata de niños, se dice que ese ambiente en el que vive no le resulta seguro, no se siente a salvo pero no puede escapar de allí. Suelen ser familias donde los padres pelean bastante y el niño es testigo de ese maltrato.

Con este panorama, uno de los hemisferios está conflictuado trabajando para gestionar esas emociones de miedo territorial y, cuando se produce el “ataque” de asma, es justamente cuando otro conflicto aparece y congestiona el otro hemisferio.

También tiene que ver con el miedo, pánico y, llevado al extremo, la posible sensación muerte.

Con ambos hemisferios estresados a la par, se produce el ataque que es esa sensación de “me quedo sin aire, me ahogo, me muero” ante lo que está sucediendo fuera de mi cuerpo, en mi territorio, el que debería ser seguro y ameno para que yo viva en armonía pudiendo respirar sin problema.

Esa memoria de posible muerte queda guardada en el inconsciente que es atemporal. Si en la adultez, ese niño crecido tiene alguna situación en la que se sienta en peligro de muerte en su propio territorio, entonces esta memoria se activa y o puede haber otro episodio de asma o puede haber complicaciones más profundas a nivel pulmonar.

A grandes rasgos, ya saben que cada caso es único, todo lo relacionado con los pulmones es el miedo a la muerte por peligro en el territorio propio, ese que uno siente que debería ser sagrado, seguro y confortable.

Si de adultos tienen problemas pulmonares, es bastante probable que de niños hayan tenido conflictos programantes a nivel de peligro en el territorio y esos traumas se reactivan ante alguna situación desencadenante en su presente que atente contra su vida y seguridad.

Publicado el

¿Armaste el puzzle de tu vida?

Lazos transgeneracionales

En mi camino de autovaloración y confianza, descubrí que se me da bien armar puzzles? pero no son de esos de paisajes o pinturas famosas.

Se me da bien armar el puzzle de tu vida. Por eso conecté tan armoniosamente con la Descodificación Biológica Transgeneracional.

La base de la terapia que ofrezco ✨Terapia Consciente Canalizada✨ está en la DBT porque creo que conociendo nuestra historia a fondo podemos aceptarnos como somos, dejar de resistirnos, responsabilizarnos y generar entonces los cambios deseados para vivir la vida que deseamos.

Para tener la primera sesión te pido que rellenes un formulario personal. Ahí empieza la terapia, cuando te animás a indagar en tu vida, en la de tu familia, PtTkSH^67OTpZILB@GjRMr7Jcuando preguntás lo desconocido y abrís los cajones de tu inconsciente buscando debelar los secretos ocultos.

Pero no sólo se trata de palabras. Con los números también hacemos cosas. Las fechas de nacimiento y muerte nos permiten encontrar lazos energéticos que tienen un montón de información para contarnos.

El genosociograma -ese árbol familiar- es un análisis profundo de ese clan. Las alianzas silenciosas entre sus integrantes aparecen gracias a la relación numérica que hay entre ellos. Los mandatos familiares se ven reforzados con estos lazos y muchas veces generan pesos inconscientes que no podemos controlar.

Descubrir esta información nos permite entender nuestra conducta desde otra perspectiva. Con actos de psicomagia podemos cortar esos lazos pero ya saben que si bien soy una bruja mágica, creo mucho más en el trabajo consciente y la reprogramación del inconsciente a través de técnicas que estimulen nuestra mente para poder ponerla al servicio del alma y dejar de ser esclavos del mandato silencioso de una mente enroscada y/o de un inconsciente familiar dictador.

Entonces, hablemos de esos lazos energéticos entre los integrantes familiares.

Los lazos energéticos que unen a los integrantes del clan familiar se basan en tres puntos claves: concepción, nacimiento y muerte.

Para el inconsciente familiar, sólo interesa lo previsible, por eso estas fechas nos darán siempre una teoría básica de cómo ese clan familiar une las ramas de un árbol que habla a través de sus vínculos.

My mentor habla siempre de esos tres momentos como “las puertas mágicas” por las que venimos al mundo.

Recordemos que el inconsciente es ATEMPORAL, tanto el individual como el familiar, por eso se dice que los integrantes del clan que entren al mundo humano en durante las mismas “puertas” estarán unidos energéticamente y compartirán ciertos lazos particulares.

Es difícil saber el día de nuestra concepción pero sí sabemos el nacimiento, por eso se abre una brecha de 10 días anteriores y 10 posteriores que, gracias a la tabla de conexiones transgeneracionales podemos establecer los vínculos del clan.

Al nacer, entonces, recibimos los mandatos familiares inconscientes del clan completo. Pero también, generamos lazos más potentes con aquellos integrantes que compartan la misma apertura de tabla transgeneracional.

Si, parece chino, ya sé, por eso yo me encargo de hacer el trabajo logístico y contarte en sesión qué descubrí en ese puzzle que armo de tu vida.

Me gusta mucho la analogía del puzzle. Ustedes me entregan las piezas y yo me siento cual nena de 5 años embelesada con la tarea a armar la historia para después poder contárselas y traer a desde el inconsciente individual y familiar aquello que la conciencia necesita saber para poder liberarse de los interrogantes que están trabando tu realidad.

Podríamos dividir los lazos familiares entre los que se otorgan:

1️⃣ por fecha de nacimiento 

2️⃣ por fecha de muerte

Los1️⃣generan relaciones de afinidad. A mi manera de verlos, son los más livianos. Se llaman lazos de doble y varían en su intensidad dependiendo de varios factores.

Ser “doble” de un familiar no es nada controversial, simplemente genera un lazo de complicidad y afinidad más intensa que con las personas que no hay conexión particular.

Ojo al piojo, porque esta conexión puede ser de amor pleno o de odio profundo, pero lo que está claro es que estos dos seres jamás pasarán desapercibidos entre ellos.

Muchas veces me dicen “pero yo no tengo relación con esa persona que es mi doble” y mi pregunta clave es: ¿pero te gustaría? ¿por qué no te relacionas con ella?

Las lealtades familiares pesan mucho y las conscientes, mucho más. Si Marta, doble de su tía Mabel(línea materna), se crió separada de ella porque su madre estaba peleada con su hermana, es bastante probable que Marta jamás haya generado un lazo con su doble pero también es probable que sienta por dentro mucha curiosidad por generarla.

¿Soy clara?

Existen otros lazos de doble que hacen más intensos los intercambios. Ahondaremos en ello más adelante.

Los2️⃣traen un poco más de carga al asunto porque la muerte de un integrante es un peso transgeneracional en el inconsciente familiar. Se dice que si yo estoy unida a mi abuelo por fecha de su muerte, entonces todo aquello pendiente en tu vida se me será otorgado como pendiente a mí. Yo deberé resolver sus asuntos inconclusos en su lugar.

También hay distintos factores que distinguen estas relaciones. Ya ahondaremos en ello también.

Lo que sí desearía que quede claro es que descubrir los lazos familiares nos aportan información valiosa pero no nos condenan a nada en particular. SOMO CAPACES DE CREAR NUESTRA PROPIA REALIDAD alejados del drama y del victimismo.

Si te interesa, escribime por la planilla de contacto o por mail hola@gabivalenti.com – trabajemos juntxs en tu historia para que puedas vivir tu presente del modo que deseás.

.

Publicado el

¿Se puede reprogramar el inconsciente?

Reprogramar el inconsciente

Claro que sí. El primer paso está en la decisión de querer cambiar nuestra vida.

Conocer el pasado y encontrar los conflictos programantes que se grabaron en nuestro inconsciente en aquel entonces nos permite entender nuestros patrones de comportamiento presentes.

Pero lo más importante, nos permite ser capaces de reprogramarnos. Vivir consciente es saber reconocernos cuando vamos a accionar con un patrón y entonces, cambiar ese modo que ya no queremos que forme parte de nuestra vida.

Soy una fanática de vivir el presente sin la victimización pero es verdad que si aún estamos en FASE 1-2 de vaciado de ese cuerpo del dolor del pasado, tenemos que embarrarnos las manos, hurgar y sacar.

Con lo inconsciente ya presente en la conciencia, entonces vamos a poder enfocarnos en ese presente y ser quienes deseemos ser y no una maquinita que reacciona a traumas del pasado.

Esos conflictos programantes se generaron por inexperiencia. Lo que llamamos TRAUMA es simplemente la reacción a algo externo que genera una emoción intensa que no sabemos gestionar. Nada más.

Si esos conflictos siguen latentes sin ser “descubiertos” y siguen siendo activados en nuestro presente por situaciones parecidas que despierten las mismas emociones, entonces siempre reaccionaremos igual -como cuando se generó el trauma-.

Pero lo más interesante es reconocer que podemos cambiar. Y reprogramar ese inconsciente es posible.

¿Cómo reprogramamos el bendito inconsciente?

Por experiencia propia y de pacientes que confiaron en mi para trabajar en su propio proceso, puedo hablar de varias técnicas que nos permiten lograr este objetivo.

Cuando el trauma es muy profundo y está bloqueado -no tenemos memoria de lo sucedido, solo lagunas en blanco del pasado- y, claramente, en nuestro presente se manifiesta ese bloqueo con conductas que no nos hacen bien, entonces es necesario alguna técnica “hardcore”. Hipnosis regresiva, alguna práctica somática consciente, hierbas medicinales poderosas, terapia de constelaciones familiares y meditaciones profundas son las que puedo recomendar de primera mano.

SIEMPRE con el objetivo de saber dónde ahondar. SIEMPRE sabiendo a qué parte del pasado se quiere llegar para poder desbloquear qué cosa en particular.

La Descodificación Bio-Transgeneracional #DBT nos permite tener ese mapa de nuestra vida para saber dónde está nuestro talón de Aquiles y qué es lo que tenemos que reprogramar.

Algunas veces, estas técnicas no hacen falta y con la terapia simple podemos llegar a esos puntos claves en los que encontramos el trauma.

CONOCER-ACEPTAR-VACIARNOS y ahora la parte que más me gusta: REPROGRAMARNOS

Ojalá pudiésemos apretar un botoncito de reset y listo pero NO, hay que trabajar de manera consciente en nuestra vida.

Una guía SIEMPRE es de gran ayuda. Alguien con quien podamos hacer “check in”, que pueda responder a nuestras preguntas, que esté ahí para cuando nos encontramos a punto de reaccionar bajo esos viejos patrones y no sabemos para dónde correr.

VIVIR CONSCIENTE es poder darle una vuelta de tuerca a todo eso que vivimos y dejó tanta marca y, justamente, usar esa marca como un recordatorio de hacia donde NO QUEREMOS IR MÁS.

La reprogramación, luego del CONOCER-ACEPTAR-VACIARNOS es una hermosa oportunidad de re-crearnos, re-construir esa persona que deseamos que ya no tiene la necesidad de abrazarse al pasado porque SABE hacia donde no quiere dirigirse.

Puede que aún no tengamos muy en claro hacia donde sí queremos ir, pero es normal. Es parte del proceso. La paciencia y el trabajo consciente serán nuestros mayores aliados.

Ejemplo personal

La carencia afectiva maternal dejó sus marcas desde mi gestación. NO, no es culpa de mamá, es simplemente mi percepción como feto/bebé/niña y el modo en el que las emociones se instauraron en mi vida en aquel entonces sumado a las cargas transgeneracionales de mi clan femenino.

Hice mis terapias alternativas “hardcore” y encontré todos esos conflictos programantes que se despertaban cada vez que en mi vida no recibía afecto de la mirada externa.

CONOCER-ACEPTAR-VACIAR y ahora, REPROGRAMAR

Cuando entendí que mamá recibió 1/8 de lo que me dio y pude ver SUS modos de demostrar cariño, entonces pude reprogramar mi inconsciente de una manera activa.

Primero que nada, dejar de buscar fuera lo que puedo darme yo. Esto se resume en SER MI PROPIA MADRE. Esto es clave porque entonces NOS RESPONSABILIZAMOS de lo que deseamos y dejamos de esperar de alguien más lo que podemos darnos a nosotros mismos. Y luego sí ACEPTAR los modos amorosos de mamá.

Hacer una lista de todo eso puede ser útil. Tanto del pasado como del presente. También, entablar una conversación activa con mamá para trabajar esa relación.

Un pequeño ejemplo: Mamá siempre detestó verme llorar porque se angustia mucho, se le ve en la cara y lo dice con una frase clave “hija, se me parte el alma, no llores más”. Yo siempre usé el llanto como herramienta de descarga y durante mucho tiempo me digné a llorar sola para no generarle dolor. Pero en mi última visita a Bs. As. pasó algo hermoso.

Estaba angustiada, mis propias técnicas de contención no me eran suficientes y necesitaba un abrazo. Mamá se apareció y yo le pedí: “Necesito que me abraces y me contengas, no te angusties porque mi llanto no es para lastimarte sino para descargar”.

Me dio el abrazo más hermoso que jamás recibí de su parte y cuando terminé con la congoja, me miró con una sonrisa, me secó las lágrimas y me dijo que me quería un montón.

¿El mensaje? HAGAMOS LO QUE PODAMOS CON LO QUE TENEMOS. ESO es reprogramar de manera consciente nuestro ser para responsabilizarnos de quienes queramos ser.

Publicado el

Hambre de mamá

Relación madre y comida

¿Cómo es tu relación con la comida? ¿Comés con ansiedad, nunca te llenás, te cuesta parar?

Nuestra relación con la comida tiene siempre su base en el modo de cómo recibimos los nutrientes emocionales de nuestra propia madre.

Si hoy como adulto tenés una relación conflictiva con el alimento y te incomoda, es interesante que vayas a tu pasado para buscar las causas, conocerlas, aceptarlas, dejar de victimizarte y apoderarte de tu realidad.

Repito bastante que puede haber habido carencia emocional y no física: una mamá presente pero ausente desde el MODO en el que nos brindó el amor, la seguridad, la valoración propia, la contención.

Pero lo más importante: No culpemos a mamá porque seguramente mamá, recibió 1/4 de lo que nos dio.

Como adultos responsables podemos cambiar esas memorias de carencia y revertir nuestra relación con la comida.

¿Cómo cambiamos nuestra relación con la comida?

Necesitamos conocer nuestro pasado para que nuestra mente entienda de dónde sale nuestro comportamiento, reconozcamos el patrón y podamos entonces modificarlo.

Son esos conflictos programantes que siempre les comento, esas memorias que quedan en nuestro inconsciente y luego se manifiestan en nuestra vida tras conflictos desencadenantes que despiertan esas emociones.

El primer contacto celular con madre es a través del cordón umbilical sumado a que desde la gestación estamos unidos a ella emocionalmente hasta los 10 años aproximadamente.

Nos conectamos con nuestra madre a través de la mirada y del alimento. Una madre que sufrió durante el embarazo, una que alimenta (amamantando, con mamadera, cocinando o cualquier modo de darnos el alimento) con depresión, ansiedad, rabia, etc, está siempre traspasando esas sensaciones al niño. Eso deja marca en la relación del niño con la mirada externa y con el alimento.

Así que es ESO lo que hay que mirar en nuestra historia cuando la relación que tenemos con la comida no es saludable.

Y lo que siempre le pregunto a mis pacientes: ¿Qué es lo que te estás comiendo cuando te llevás la comida a la boca? ¿Qué emoción estás buscando, qué vacío estás intentando llenar?

En un podcast de la psicóloga mexicana Ana Arizmendi escuché el concepto “Hambre de mamá” para contarles esto que escribo. 

Esto de “tener hambre de mamá” es maravilloso para poder entender la relación con la comida y el vínculo con madre.

Luego de hacer nuestra investigación sobre nuestra historia familiar y en este caso, nuestra relación con mamá, hay que empezar a tomar consciencia cuando comemos y descubrir qué es lo que nos estamos metiendo a la boca.

Muchas veces me digo a mi misma: “Gabita, esta manzana no es amor, es sólo fruta para nutrirte el cuerpo”. Entonces llega el interrogante más profundo, ¿de dónde saco el amor?

Tenemos que entender que SOMOS NUESTRA PROPIA MADRE. Nosotros mismos podemos brindarnos ese amor, esa seguridad, contención y valoración que por X motivo, no aprendimos a recibir.

ESTO es trabajar de manera consciente y tomar responsabilidad de nuestra vida sin victimización.

Es importante reconocer nuestros patrones alimenticios y acá unas simples preguntas que nos ayudan a lograrlo:

¿Qué te pasa cuando te sentís desvalorado, ignorado, dañado por el afuera?

¿Te acercás a la comida para alivianar ese dolor?

¿Qué conducta tenés con ese alimento? ¿Comer hasta reventar, vomitar, no comer? 

TODO esto nos da señales de por dónde encarar nuestros pasos hacia cambiar nuestro patrón de alimentación.

¿Se entiende porqué decimos “tener hambre de mamá”? Porque por nuestra naturaleza, muchas veces no tenemos hambre de comida sino de sentimientos, de amor, de valoración, de contención, de seguridad, etc. Es todo eso que nuestra madre nos brinda desde que somos creados -es un tema biológico y social-.

Entonces, seamos más conscientes de qué necesitamos cuando nos llevamos algo a la boca y si no es hambre de calorías para vivir, busquemos poder crear todo eso dentro nuestro y manifestarlo en el afuera con relaciones sanas, independientes y de bienestar.

Mejor pedir un abrazo a una amiga que comernos una tableta de chocolate que nos dejará insatisfecho el corazón.

¿Qué significa SER MI PROPIA MADRE?

Tips para trabajar el “ser mi propia madre”

1. Contacto físico: con uno mismo o con un otro (sí, mascotas también valen) pero siempre desde la consciencia que aunque ese otro no esté, puedo brindármelo yo.

Este tip vale SOBRE TODO cuando se reconozcan ante esa sensación de vacío emocional y estén a punto de comer para llenarlo.

2. Hacernos cargo de nuestro cuidado personal: tener nuestro espacio físico propio en condiciones (casa, habitación, carpa, etc), también ese espacio dentro nuestro al que recurrir cuando no podemos estar en el físico.

3. Si mamá está viva, darle a ella lo que me gustaría recibir de su parte (enseñamos con el ejemplo)

4. Pueden escribirle una carta de agradecimiento a mamá sabiendo que nos dio lo que pudo -aunque no haya sido suficiente para nosotros-.

5. El más importante: hacernos cargo de nuestra carencia y aprender a dárnosla porque ESE es nuestro aprendizaje en esta vida.

En el podcast que escuché de esta maravillosa mexicana @anaariz -fuente inspiradora de mis palabras- ella dice: «Nuestra manera de comer se va a transformar cuando lo haga nuestra manera de amar”.

Hermosas palabras, ¿no creen? 

Publicado el

¿Qué es el genosociograma familiar?

Clan familiar

Gráficamente es tu árbol familiar. Cuatro generaciones son las que observamos para entender los lazos y lealtades invisibles que existen entre cada uno de sus integrantes.

Pero hay mucha más información disponible que puede obtenerse gracias a los detalles de las memorias y recuerdos que todos sus integrantes guardan. El cuestionario que te hago llegar te invita a que hables de tu concepción, de lo que sucedía en tu familia durante tu gestación, cómo fue tu parto, las dolencias y enfermedades que tus familiares han padecido, los detalles particulares (como aspectos económicos, duelos, mudanzas, infidelidades, abortos, etc.) que fueron tiñendo tu vida y la de tu familia.

La terapia comienza en ese momento en el que te animás a preguntarte, a recopilar la información necesaria llamando a familiares, buscando documentos o revolviendo recuerdos. La energía familiar empieza a moverse también y ya no hay vuelta atrás, el proceso de destape comienza para traer luz a tu vida y a la de todos los integrantes de tu clan.

El genosociograma es un informe completo, el cuento de tu vida contado por todo lo que se dice y lo que no se dice de cada unos de sus integrantes.

Todo nos afecta como seres individuales y puede que muchas de las causas para explicar tu presente estén escondidas entre las ramas de ese árbol.

Yo soy simplemente un canal de comunicación entre ustedes. Encuentro las conexiones entre los integrantes, descifro los mensajes ocultos y te ayudo a encontrar las respuestas a tus preguntas.

Subtítulo: Los conflictos programantes y desencadenantes y su relación con la enfermedad

Las enfermedades y dolencias padecidas por todos los miembros no son datos menores porque son justamente las claves que nos ayudan a encontrar los secretos ocultos, los silencios elegidos, las vergüenzas escondidas debajo de sofá.

Para la biodescodificación, las enfermedades son emociones bloqueadas, energía estancada que lleva tiempo obstaculizando los cuerpos y cuando el límite se hace insoportable, estalla y pide a gritos nuestra atención.

Esto es la enfermedad en todas sus variaciones posibles. 

Pero lo que es interesante recalcar es que cuando llega al cuerpo, es decir cuando la enfermedad se manifiesta es simplemente el producto de algo más profundo que hay por detrás. Es la punta del iceberg.

Un conflicto desencadenante despertó las memorias del conflicto programante que tuvo lugar con anterioridad. 

Estos dos conceptos son claves en el estudio del genosociograma porque muchas veces los conflictos programantes no son individuales, no pertenecen a la persona de modo particular, no es algo que te sucedió en tu infancia sino que es una carga transgeneracional, un peso heredado de tu familia. Con tener esa memoria grabada en el inconsciente familiar es suficiente para que luego sí, a modo personal, ocurra algo en tu vida que desencadene ese recuerdo ajeno y se plasme entonces la respuesta biológica en tu cuerpo pidiendo a gritos una solución.

Recordemos que el clan busca siempre su supervivencia entonces aquel conflicto programante en el inconsciente familiar, ese trauma no resuelto que dejó secuelas en la memoria familiar, volverá con la necesidad de ponerle fin al asunto para poder seguir perpetuando el apellido. 

Encontrar estos primeros conflictos es clave en el estudio de la DBT. Yo me encargo de hacer las conexiones entre los integrantes de tu clan, entre tus memorias conscientes y los secretos ocultos y te ayudo a traer del inconsciente a la conciencia aquello que está queriendo salir y se plasma en el cuerpo físico o emocional y está trabando tu modo de vivir en liberad como ser individual. 

Publicado el

¿Para qué sirve una sesión de DBT?

Ser en libertad

La Descodificación Bio-Transgeneracional es un estudio profundo de tu persona y de tu familia. Es una herramienta para poder conocerte desde tus raíces y entender el porqué de tu presente. Me gusta simplificarlo diciendo que es una herramienta para SER con libertad.

Está basada en la psicogenealogía, la nueva medicina germánica y la biodescodificación.

Todas estas terapias nacieron durante el siglo XX en manos de pensadores como Jacob Levy Moreno (teoría del psicodrama), Bert Hellinger (constelaciones familiares), Alejandro Jodorowsky (psicomagia) y tantos otros más que permitieron que hoy hagamos uso de este método de utilidad.

Hace algunos pocos años, Jesús Casla, terapeuta, periodista y escritor español, le dio una vuelta de tuerca a todas las antes mencionadas y creó la DBT de un modo organizado y lógico para poder aplicarlo con practicidad a la realidad que vivimos. Fue mi terapeuta personal y también me formé con él para poder hoy acompañarte en tu propio camino de autoconocomiento. 

Un poco de historia nunca viene mal para poder darle a nuestra mente algo de lo que conoce y así nos permita abrirnos a la posibilidad de terapias alternativas que traen métodos no tan conocidos pero muy efectivos para poder encontrar lo que estamos buscando.

El papel principal en este asunto lo tiene el inconsciente que controla el 95% de nuestras acciones condicionando cada elección que tomamos. Así como tenemos un inconsciente individual, también acarreamos con uno familiar por pertenecer a un clan, a un grupo particular que nos sostiene como seres en un ambiente con una identidad familiar determinada. 

Ese inconsciente individual, entonces, se ve también teñido por el familiar y por eso es tan importante que en algún momento de nuestra vida nos interesemos en conocer nuestra historia como grupo familiar que intenta sobrevivir como el conjunto de individuos que es. 

Tanto el inconsciente individual como el familiar siempre busca cuidarnos y prolongar nuestra supervivencia, por eso es que registra absolutamente todo lo que sucede en nuestra vida y lo archiva en su fichero personal. 

Por pertenecer a ese clan familiar, nuestro inconsciente también tiene un cajón disponible para las memorias familiares. El back-up que acumulamos no tiene fondo aunque sí fecha de caducidad: Las memorias transgeneracionales se transmiten hasta la cuarta generación y luego comienzan a disiparse. Por eso es que el genosociograma -el árbol familiar y su estudio- abarca desde abuelos a hijos o bien desde bisabuelos hasta nosotros mismos. Esa es la información que te pido para poder hacer tu informe sumado a tu memoria consciente que recuerda los detalles de todos los lazos que guardás en función a tu familia.

Ahí está también la clave porque los silencios que existan en tu memoria consciente, esas lagunas que aparecen, suelen guardar secretos que el inconsciente familiar e individual sí registró en su archivo y seguramente son los están condicionando tu historia actual.

El clan familiar tiene por objetivo primordial la supervivencia del grupo. Quiere seguir existiendo y hará lo necesario para lograrlo.

La labor de nuestro inconsciente es protegernos y evitar nuestro sufrimiento, por eso es que alberga todas nuestras memorias en su fichero. Pero el inconsciente del clan familiar tiene sus propias reglas y como busca existir hasta el final de los tiempos puede entrar en cortocircuito con el interés individual de sus integrantes.

¿No se sienten muchas veces atados a las necesidades familiares sin demasiada explicación? Son esas pujas interiores que nos llevan a renunciar a nuestros propios deseos para priorizar los ajenos.

Estas lealtades que tenemos para con el clan son invisibles a nuestros ojos pero podemos encontrarlas en el genosociograma gracias a vínculos energéticos que se deducen a partir de las fechas de nacimiento y muerte y todos los detalles extras de información que puedas agregar. Por eso el cuestionario inicial en la terapia que ofrezco es extenso, porque mientras más información acumulemos, más respuestas claras vamos a encontrar.

Lo interesante del clan es que si bien opone cierta resistencia a debelar sus secretos y oscuridades, suele rendirse al cambio y permite que esas ovejas negras que intentan salirse del plan familiar para buscar su propio bienestar, lo hagan. ¿Por qué? Por el fin último del clan es su supervivencia, esa regla es la única que no cambia jamás y el aggionarse y readaptarse a la realidad muchas veces es el modo que tiene de prolongar su existencia.

Esa “oveja negra” no es el enemigo y el clan lo termina aceptando y se adapta entendiendo que el mecanismo de traer del inconsciente a la conciencia aquello oculto permitirá que sus integrantes se liberen del peso acumulado durante tantas generaciones. El trabajo de un sólo integrante del clan ya comienza a aportar a la energía familiar en general y dará lugar a que muchos otros sigan su camino y encuentren el bienestar. 

Si te sentís la oveja negra, avanzá. Puede que al principio haya resistencia de tu familia pero la realidad es que el objetivo último reina por sobre todo lo demás. Cuando encuentres tu propio bienestar, cuando te hayas liberado del peso de tu pasado propio y del de tu clan, las piezas seguirán acomodándose, la resistencia externa se disipará y tu ayuda hará que tu clan se aggiorne, avance y se libere de toda la oscuridad acumulada para su supervivencia.