Publicado el

¿Qué rol tengo en mi árbol familiar?

árbol familiar

¿Por qué nos movemos tanto?

Algunas de nosotras somos de esas personas que no paramos de movernos. ¿Qué es movernos? Cambiarnos de casa, de ciudad, de país… encontrar en ese traslado “necesario” cierto confort y libertad.

Mas… ¿hasta dónde llega realmente esa libertad? ¿De dónde nace esa necesidad intrínseca de movimiento? ¿Es un patrón en nuestra vida? ¿Es una vía de escape?

La mayoría de nosotras que tanto nos movemos estamos proyectando en ese movimiento externo el encontrar nuestro lugar, nuestro sitio, nuestro ROL.

OCUPO EL LUGAR QUE ME CORRESPONDE.

Pero… ¿dónde?

Es bastante probable que si perteneces a este grupo de nómades incontrolables, tu rol principal en tu árbol familiar esté desestructurado.

Nuestro primer rol es el de ser HIJos/as. Cuando el mandato familiar y las proyecciones inconscientes de nuestros ma/padres nos ponen en lugares distintos al de ser simplemente hijas/os, tendemos como personas adultas a movernos continuamente.

Recordemos que LO QUE ES ADENTRO ES AFUERA y siempre se nos hace más fácil plasmar fuera para acomodarnos por dentro.

No está ni bien ni mal empezar por fuera para sentirlo dentro, el dilema está en no reconocer el desencuadre interno pues entonces el patrón se hace eterno y nunca encontraremos fuera lo que realmente tiene que acomodarse dentro.

Cuando armamos el árbol familiar y encontramos la estructura de la tríada y su dinámica (mamá-papá-yo) podemos discernir cuál es nuestro rol y, si estaba desencajado, reubicarnos.

Si no estoy ocupando mi lugar de hija/o seguramente es porque mis ma/padres tampoco están ubicados entre ellos como pareja y están proyectando sus carencias en mi, carencia que provienen de sus respectivas tríadas.

Empecemos a revisarnos para reubicarnos, dejando atrás el rencor y la culpa, tomando responsabilidad de nuestra vida y de nuestro presente.

Conocer nuestro árbol nos permite liberarnos de generaciones de dolor.

Puedo ayudarte a armar tu árbol y a encontrar tu lugar – hola@gabivalenti.com para más información.