¿Qué hacer después de una sesión de DBT?

Una sesión completa de Descodificación Bio Transgeneracional trae mensajes de una vida entera, tanto propia como familiar si es que hay lazos energéticos entre los integrantes y, sobre todo, manifestación en el cuerpo de dolencias y enfermedades importantes.
Lo primordial es tomarnos el tiempo para absorber esa información, entenderla con el cuerpo para poder aceptarla y empezar el proceso de vaciado, el proceso que nos permite dejar de identificarnos con todo eso que tanto nos duele. 
Muy importante es alejarnos del lugar de víctimas porque lógicamente uno tiende a señalar culpables y a preguntarse «porqué la vida me lastima». Sobre todo cuando hay cargas transgeneracionales pesadas que parecen llegar porque sí.
Para este momento es útil tener mi frase favorita: TODO ES PERFECTO. Y luego sí, sumergirnos en la ACEPTACIÓN.
Cuando hayamos pasado ese momento tan trágico y dramático ya podemos corrernos del lugar del dolor y empezar a vaciarnos de él.

Para vaciarnos necesitamos HERRAMIENTAS. Si entendemos que las emociones bloqueadas son energía acumulada, destrabar esa energía es el modo más certero para poder vaciarnos de ese dolor. Por eso hay que dejar de querer ENTENDER CON LA MENTE para empezar a PENSAR CON EL CUERPO. Si usamos la lógica mental en esta frase, tampoco vamos a poder vislumbrar la magia. Hay que sentir, animarse a sentir las emociones sin la necesidad de etiquetarlas.

El yoga somático -probado y testeado a modo personal- es de mucha utilidad porque durante la práctica NO ETIQUETAMOS LAS EMOCIONES sino que las dejamos fluir sin juicio. Eso permite liberar la energía estancada sin tener que ponernos en un plan de análisis dramático porque justamente es eso lo que estamos intentando cambiar: DEJAR DE INDENTIFICARNOS CON EL DOLOR.

Esta es una de tantas herramientas posibles pero lo más importante es trabajar en uno de manera activa y constante hasta habernos vaciado de todo eso que tanto pesa.
Hay una realidad, si se manifestó en tu cuerpo, TE PESA y necesitás traerlo del inconsciente a la conciencia para poder aceptarlo por decisión propia -y no por resignación- y poder sacarlo de dentro tuyo.

¿Cómo trabajo?

En el momento que me siento a trabajar y abro el diccionario para buscar una dolencia, el mensaje para la persona salta del libro de entre el listado que aparezca. Todo comienza a encadenarse. SIEMPRE las enfermedades familiares están ligadas y tienen su propia lógica. Poder descubrir ese lenguaje es mi pasión y por eso puedo ayudar a mis pacientes a que entiendan los mensajes que su cuerpo y su clan están queriendo mostrarles

Con el correr del tiempo, he ido descubriendo patrones generales. En el 99% de los casos, la base está en las memorias uterinas donde los conflictos programantes se crean y luego, a través de las experiencias en la primera infancia, se corroboran esos traumas ligados a emociones estancadas. En la vida adulta, esas memorias latentes serán despertadas por conflictos desencadenantes que llegan desde el exterior y, si las emociones no son tratadas de manera consciente, el inconsciente se encargará de plasmarlas en el cuerpo con prontitud.

De esto les hablo siempre cuando digo VACIARNOS y su gran diferencia con SOLTAR. Para vaciarse hay que animarse a ensuciarse las manos, escarbar hasta el final y luego sí poder ir sacando de manera consciente todo aquello que traemos desde la concepción.
El SACAR de manera consciente no siempre implica ponerle una etiqueta, sino simplemente aceptar su existencia y desapegarnos de la identificación que tenemos con esas emociones. Acá está la diferencia entre ENTENDER y ACEPTAR (tienen un post dedicado a ello).

El siguiente paso luego del vaciado consciente es el de REPROGRAMAR ese inconsciente, disociando emociones con recuerdos y creando nuevos lazos positivos, alejados del dolor y del enrosque mental.

Este es el método que les comparto cuando quieren trabajar conmigo de manera asidua, más allá de ese primer pantallazo al que se llega con la sesión general de DBT y el genosociograma.
Armar un plan que se adecúe a cada paciente es mi objetivo. Soy flexible y entiendo que como cada persona es un mundo, cada caso debe ser tratado de un modo particular. Esta terapia se hace en conjunto y va tomando la forma que cada uno de ustedes deseen. Soy una acompañante, una guía que te ayuda a ver lo que te está costando afrontar.  

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top