Publicado el

¿Qué dice el colesterol?

colesterol

El #colesterol es una sustancia que tenemos en las células para que nuestro organismo funcione bien. Si sus niveles se alteran, el LDL, “colesterol malo”, taponea las venas. El HDL, el “bueno”, ayuda a bajarlo pero si no es suficiente, la cifra total se altera.

La #BioDescodificación dice que el colesterol elevado se presenta en personas a las que nos cuesta construirnos porque no nos valoramos lo suficiente. Tampoco sentimos que tenemos el apoyo del afuera para lograr esa construcción entonces nuestras venas se auto-construyen a sí mismas con grasa (el colesterol malo).

Ese colesterol “hereditario” del que hablan tanto no es un tema de ADN, lo que heredamos de nuestros padres es justamente la falta de valoración y de confianza para construirse como personas individuales porque les pasó a ellos también.

Con la #BDT no buscamos culpables sino conocer nuestra historia para traerla a la conciencia y poder entonces trabajar de manera activa en nuestro cambio.

Si tu colesterol se desarrolló en tu adultez y es una característica sabida de tu árbol familiar, entonces está claro que los conflictos programantes están en tu inconsciente (individual y colectivo) y luego cualquier conflicto desencadenante despertará esas memorias y tu cuerpo reaccionará en consecuencia.

Los niños no aprendemos (TODOS lo fuimos alguna vez) de las palabras sino de los actos. Nos criamos viendo lo que nuestros padres HACEN y no tanto así con lo que DICEN. Si no hay coherencia entre actos y palabras, nuestro inconsciente se queda con los actos y eso es lo que sentará las bases para nuestro futuro.

Si hay el colesterol alto, es importante cuidar la dieta, el nivel de estrés y hacer deporte, PERO también preguntarnos por qué no nos creemos capaces de sostenernos, por qué dudamos de nuestro valor como seres individual, por qué nos cuesta creer en nosotros y en nuestra capacidad para construirnos como el ser maravilloso que somos.

Recordemos que la enfermedad es siempre la mensajera perfecta para mostrarnos aquello en lo que tenemos que trabajar para poder seguir creciendo internamente.