Pensar-Sentir-Ser

No soy mis pensamientos

El primer paso para salir del enrosque mental es reconocer que NO somos nuestros pensamientos.

Tampoco somos nuestras emociones y cuando podemos observar eso, todo lo que nos sucede deja de tener el peso del sufrimiento que tenía antes.

Pero hay un paso más.

Dentro nuestro, existe una voz, ese “pensador” que genera esa rueda de ideas constantes que aprendemos a observar desde lejos.

La meditación es una gran herramienta para poder romper con esa cadena de pensamientos, para acercarnos más al pensador, al creador de todo el asunto.

Con las emociones pasa lo mismo. Cuando nos damos cuenta que mis emociones no me definen sino que son reacciones pasajeras que llegan a mi cuerpo y que eventualmente se van, puedo disociarme de ellas y alejarme del sufrimiento desde el lugar de víctima.

Todo lo que siento y pienso, es creado por mi cuerpo -o por ese “pensador”, esa voz que reina dentro nuestro y solemos reconocerla en la cabeza como lugar físico-.

Pero hoy quiero llevarnos a un lugar más profundo: La consciencia plena. Si todavía no han podido reconocer a esa voz “pensadora”, entonces quédense ahí, trabajando ese ejercicio.

Si ya lo lograron, nos invito a que podamos dar un paso más hacia lo que llamamos estado de conciencia plena.

Reconocer a la voz pensadora y también disociarnos de ella, nos permite ser estado de conciencia en el Ahora.

✨SOMOS LA CONCIENCIA DETRÁS DE LA VOZ✨

Esa conciencia no tiene pasado ni presente ni futuro. ES AHORA. Porque TODO ES AHORA y mientras más “tiempo” terrenal vivamos en ese estado, más disfrutaremos la armonía y la sintonía del alma que nos habita.

ESTO es vivir en conciencia plena. Un estado en el que no existen las explicaciones mentales ni los deseos emocionales; un espacio invisible, un instante del ser en plenitud.

Leamos con el corazón y alejémonos del enrosque mental para que estas palabras sean semilla creadora en nuestra conciencia humana y nos permita avanzar en nuestro

Gracias por estar y leer, seamos todos juntos, ahora, sin más.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top