¿Para qué sirve una sesión de DBT?

Ser en libertad

La Descodificación Bio-Transgeneracional es un estudio profundo de tu persona y de tu familia. Es una herramienta para poder conocerte desde tus raíces y entender el porqué de tu presente. Me gusta simplificarlo diciendo que es una herramienta para SER con libertad.

Está basada en la psicogenealogía, la nueva medicina germánica y la biodescodificación.

Todas estas terapias nacieron durante el siglo XX en manos de pensadores como Jacob Levy Moreno (teoría del psicodrama), Bert Hellinger (constelaciones familiares), Alejandro Jodorowsky (psicomagia) y tantos otros más que permitieron que hoy hagamos uso de este método de utilidad.

Hace algunos pocos años, Jesús Casla, terapeuta, periodista y escritor español, le dio una vuelta de tuerca a todas las antes mencionadas y creó la DBT de un modo organizado y lógico para poder aplicarlo con practicidad a la realidad que vivimos. Fue mi terapeuta personal y también me formé con él para poder hoy acompañarte en tu propio camino de autoconocomiento. 

Un poco de historia nunca viene mal para poder darle a nuestra mente algo de lo que conoce y así nos permita abrirnos a la posibilidad de terapias alternativas que traen métodos no tan conocidos pero muy efectivos para poder encontrar lo que estamos buscando.

El papel principal en este asunto lo tiene el inconsciente que controla el 95% de nuestras acciones condicionando cada elección que tomamos. Así como tenemos un inconsciente individual, también acarreamos con uno familiar por pertenecer a un clan, a un grupo particular que nos sostiene como seres en un ambiente con una identidad familiar determinada. 

Ese inconsciente individual, entonces, se ve también teñido por el familiar y por eso es tan importante que en algún momento de nuestra vida nos interesemos en conocer nuestra historia como grupo familiar que intenta sobrevivir como el conjunto de individuos que es. 

Tanto el inconsciente individual como el familiar siempre busca cuidarnos y prolongar nuestra supervivencia, por eso es que registra absolutamente todo lo que sucede en nuestra vida y lo archiva en su fichero personal. 

Por pertenecer a ese clan familiar, nuestro inconsciente también tiene un cajón disponible para las memorias familiares. El back-up que acumulamos no tiene fondo aunque sí fecha de caducidad: Las memorias transgeneracionales se transmiten hasta la cuarta generación y luego comienzan a disiparse. Por eso es que el genosociograma -el árbol familiar y su estudio- abarca desde abuelos a hijos o bien desde bisabuelos hasta nosotros mismos. Esa es la información que te pido para poder hacer tu informe sumado a tu memoria consciente que recuerda los detalles de todos los lazos que guardás en función a tu familia.

Ahí está también la clave porque los silencios que existan en tu memoria consciente, esas lagunas que aparecen, suelen guardar secretos que el inconsciente familiar e individual sí registró en su archivo y seguramente son los están condicionando tu historia actual.

El clan familiar tiene por objetivo primordial la supervivencia del grupo. Quiere seguir existiendo y hará lo necesario para lograrlo.

La labor de nuestro inconsciente es protegernos y evitar nuestro sufrimiento, por eso es que alberga todas nuestras memorias en su fichero. Pero el inconsciente del clan familiar tiene sus propias reglas y como busca existir hasta el final de los tiempos puede entrar en cortocircuito con el interés individual de sus integrantes.

¿No se sienten muchas veces atados a las necesidades familiares sin demasiada explicación? Son esas pujas interiores que nos llevan a renunciar a nuestros propios deseos para priorizar los ajenos.

Estas lealtades que tenemos para con el clan son invisibles a nuestros ojos pero podemos encontrarlas en el genosociograma gracias a vínculos energéticos que se deducen a partir de las fechas de nacimiento y muerte y todos los detalles extras de información que puedas agregar. Por eso el cuestionario inicial en la terapia que ofrezco es extenso, porque mientras más información acumulemos, más respuestas claras vamos a encontrar.

Lo interesante del clan es que si bien opone cierta resistencia a debelar sus secretos y oscuridades, suele rendirse al cambio y permite que esas ovejas negras que intentan salirse del plan familiar para buscar su propio bienestar, lo hagan. ¿Por qué? Por el fin último del clan es su supervivencia, esa regla es la única que no cambia jamás y el aggionarse y readaptarse a la realidad muchas veces es el modo que tiene de prolongar su existencia.

Esa “oveja negra” no es el enemigo y el clan lo termina aceptando y se adapta entendiendo que el mecanismo de traer del inconsciente a la conciencia aquello oculto permitirá que sus integrantes se liberen del peso acumulado durante tantas generaciones. El trabajo de un sólo integrante del clan ya comienza a aportar a la energía familiar en general y dará lugar a que muchos otros sigan su camino y encuentren el bienestar. 

Si te sentís la oveja negra, avanzá. Puede que al principio haya resistencia de tu familia pero la realidad es que el objetivo último reina por sobre todo lo demás. Cuando encuentres tu propio bienestar, cuando te hayas liberado del peso de tu pasado propio y del de tu clan, las piezas seguirán acomodándose, la resistencia externa se disipará y tu ayuda hará que tu clan se aggiorne, avance y se libere de toda la oscuridad acumulada para su supervivencia. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top