Publicado el

Los abortos en el árbol familiar

abortos

Los abortos son sucesos que NO pasan desapercibidos para el inconsciente familiar. De hecho, los bebés no nacidos -sea cual sea la causa de la muerte dentro del útero materno- son considerados parte del árbol y tienen un espacio en la familia y en la línea de hermandad.

Darle la importancia que se merecen a esas muertes es condición necesaria para no acarrear con lastres, tanto para los ma/padres como para los hermanos/as.

Recordemos que el inconsciente es un disco duro que guarda toda la información desde que somos concebidos, por ende, el feto que llega luego de un aborto -sin importar la cantidad de tiempo que haya pasado- percibirá el ambiente de muerte, ese espacio vacío dejado por su hermano que no tuvo la misma suerte que él.

El bebé que llega luego de un aborto crece en un útero hostil, un útero en duelo y el inconsciente de ese bebé percibe el peligro y la posibilidad de que lo mismo le suceda a él.

Las primeras heridas se marcan en ese inconsciente pues, gestarse con el miedo inminente a morir, es un peso pesado que repercute luego en la personalidad del nacido.

Suelen ser personas que no se sienten suficientes, que sufren por no ser valorados, que buscan la perfección constante. Lo que están haciendo es pelear por su vida, demostrarle a sus ma/padres que ellos sí merecen vivir.

A esto se le suma el peso del hermano no nacido que suele acompañar energéticamente al que sí nació. La pulsión de muerte abortado arrastra al vivo, es una culpa profunda, casi inexplicable, por haber vivido en contraposición al que no. Esto influye potentemente en su vida y todos estos rasgos condicionan su personalidad.

Cuando armamos el árbol y encontramos esta información podemos desarmar las dolencias que se manifiestan tanto física, emocional o mentalmente en la persona y entonces comenzar a trabajar activamente en la propia personalidad para dejar atrás los pesos del pasado.

TODO tiene solución cuando nos embarcamos a ello alejados del victimismo y el sufrimiento, pues TODO es aprendizaje y viene a mostrarnos lo que necesitamos trascender.

Puedo ayudarte a biodescodificar tu dolencia – hola@gabivalenti.com para más información.

¿Qué hacer con los abortos?

Pues una vez que le hemos dado el lugar en la línea de hermandad, tenemos varias opciones de psicomagia para trabajarlos. Lo más importante es haber traído desde el inconsciente a la consciencia la información, haber debelado el secreto familiar y dejar de ocultar hechos que no tienen porqué avergonzarnos. 

Como hermanos, sobre todo si somos los siguientes al aborto y hemos padecido las consecuencias inconscientes que esas marcas han dejado en nuestra personalidad, podemos ponerles un nombre, escribirles una carta en la que nos comprometemos a disfrutar de la vida en su honor, mas nos liberamos de su pulsión de muerte y miramos hacia adelante, sabiendo que somos seres valiosos que merecemos la vida.

Como ma/padres nos toca el trabajo de duelar esas muertes, de dedicarles un lugar en nuestro corazón y explicarles la razón por la cual no llegaron a nacer.

Las cartas y los rituales siempre ayudan a liberar el trauma pues recordemos que el inconsciente no diferencia entre real o imaginario, simplemente percibe en función a la emoción que se genera.

Cuando tratamos ambos casos en sesión, suelo recomendar un hermoso acto de vida: esa carta que hemos escrito, luego de honrarla y trabajarla energéticamente, podemos quemarla y que esas cenizas formen parte de un nueva planta que traemos a nuestro espacio.

Esa planta representará ese integrante de la familia que no llegó a nacer y con ella tendrá la posibilidad de disfrutar de la vida con nosotros.

Puedo ayudarte a biodescodificar tu dolencia – hola@gabivalenti.com para más información.