Escritura terapéutica

La escritura siempre fue parte de mi vida porque de algún modo encontré la herramienta perfecta para poder poner en palabras lo que me da vueltas por dentro.

Escribo por placer, para procesar lo que me sucede. Algunas veces camuflo mi sentir con bastante ficción, pero es verdad que siempre hay mucho de mi en mis cuentos y poemas.

Es escritura terapéutica porque es el modo útil que encontré de lidiar con mi vida y mi sentir. Este proceso tiene una particularidad que puedo resumir en tres pasos:

  1. Escribir por impulso: cuando me vacío del sentir, de la emoción que tengo dentro que me tiene inquieta.
  2. Dejar al texto reposar: cuando proceso lo que puse en palabras y mi cuerpo se reacomoda al vacío.
  3. Edición y publicación: cuando el aprendizaje ya está claro, mi sentir ha vuelto al eje y estoy lista para más experiencias por vivir.

Mis relatos y escritos son como mis tatuajes, una marca de lo que viví que tomó forma de algo hermoso para permitirme admirar el aprendizaje de la experiencia y seguir avanzando en mi camino evolutivo. 

Vivir el presente

¿Qué significa “vivir el presente”? Desde la línea temporal que vemos como seres humanos, como personalidad ego-mente, vivir el presente…

[seguir leyendo…]

Scroll to Top