Publicado el

El Bazo

el bazo

El bazo se encuentra entre el diafragma y el estómago y se siente en la zona izquierda del abdomen, por debajo de las costillas. Suelo ubicarlo con facilidad cuando se inflama porque genera una sensación de tener algo en esa zona que molesta, algo que está ocupando un lugar extra.

Como primeros síntomas, suelen aparecer dolores abdominales, hinchazón, eructos, gases, antojos de dulce, insomnio con preocupación, molestias en la boca y en la lengua.

En casos más profundos, afecta también al páncreas y si hay conflictos programantes es posible que ante uno desencadenante aparezcan esplenomegalia, pancreatitis, cáncer.

El bazo y páncreas pertenecen al elemento Tierra desde la perspectiva de la medicina china y cuando siento sus síntomas los trato con manzanilla o melisa -dependiendo cuán Yin o Yang esté la energía-.

Desde la biodescodificación, los problemas en el bazo responden a la frustración de no sentirnos parte de la familia. El bazo filtra la #sangre del cuerpo y es el centro de nuestro sistema inmune. Regenera los glóbulos rojos dañados y produce los blancos. Es el que primero responde ante virus y bacterias.

Emocionalmente, cuando no nos sentimos parte de nuestros lazos de sangre, cuando sentimos falta de seguridad ante nuestro grupo de pertenencia y eso nos preocupa, genera un exceso de pensamientos queriendo resolver esa sensación y la falta de respuesta nos frustra. Nuestro cuerpo responde ante tanta emoción no trabajada y aparecen los síntomas.

OJO que “lazos de sangre” y familia no siempre responden a nuestra familia real, sino también a aquella que vamos creando con amistades. La pregunta sería: ¿Qué vínculo me está generando la sensación de frustración porque no me siento parte, porque me siento alejado, fuera del clan, falto de su cariño?

El bazo se inflama porque genera más sangre porque tiene miedo de quedarse sin, porque es el órgano que ante una gran hemorragia responde para evitar la muerte.

Emocionalmente, ante la falta de “sangre” -vínculos reales de contención- mi cuerpo intenta acumular lo que no siente que tiene.

Las enfermedades JAMÁS son el problema, son las mensajeras perfectas de un inconsciente que necesita resolver la incomodidad emocional.